Archivo de la etiqueta: rage 21

RAGE – 21

Nuevo disco de estudio de los germanos (el vigésimo primer trabajo de su carrera) donde RAGE repiten la fórmula en relación a sus últimas producciones discográficas… mismo estudio (Twilight Hall), mismo productor (Charlie Bauerfeind) y mismo equipo compositivo (Smolski, “Peavy” y Hilgers) que da como resultado un disco que no es ni mejor ni peor que sus últimas producciones, que te hará pasar un buen rato y en el que como dice la intro la “casa gana” y les sirve para salir de nuevo a la carretera para presentar sus nuevos temas.

21 está formado por 11 cortes, en su mayoría extensos (a excepción de la into “House wins” y “Concrete wall”), que superan los 5 minutos de duración y donde una vez más el trío, vuelve a dar una buena lección de la maestría que cada uno alcanza a la hora de tocar sus instrumentos sin olvidar que el fin es conseguir hacer buenos temas.

Desde los primeros momentos del disco con “21” y ese riff de guitarra del inicio ya se ganan la atención del oyente, rápida al más puro estilo RAGE, que enlaza con la siguiente “Forever dead” de la misma factura que la anterior, con el típico estribillo marca de la casa y que seguramente no faltarán en los conciertos de su próxima gira.

“Feel my pain”, más melódico, baja la velocidad del disco.

Le sigue “Serial killer”, uno de los temas destacados del disco, muy heavy desde el desgarrador grito inicial y con “Peavy” cantando en unos tonos que parecen sacados del mismísimo infierno, cercanos al death metal y que les ha quedado simplemente espectacular.

Con “Psycho terror” y “Destiny” RAGE siguen haciendo mover cuellos y Victor Smolski se empeña en demostrar que es uno de los mejores guitarristas actuales.

“Death romantic” es para mí la más original del disco tanto musical como vocalmente y que te enganchará desde la primera escucha.

“Black and white” devuelve la velocidad al disco y con “Concrete wall”, RAGE explora su lado más thrash, haciendo de la canción más corta del disco una verdadera “joyita” con su rápidos riffs y estribillos.

Terminan con el medio tiempo, muy típico en RAGE, “Eternally” que va en crescendo a medida que avanza pero que seguramente es de lo más flojo del cd.

Se puede decir para terminar que, después de toda la producción discográfica que RAGE tiene a sus espaldas, a día de hoy todavía son capaces de hacer buenos discos como éste y que 21 es una buena razón para seguir invirtiendo tu dinero en RAGE, para empezar a escucharlos si no los conoces y desde luego para verles en directo… yo no me los perderé.

pelos