Archivo de la etiqueta: derek sherinian

VÍDEO DE DEREK SHERINIAN

El teclista DEREK SHERINIAN estrena el videoclip promocional de “Them changes”, la versión que ha hecho para el tema de BUDDY MILES y que aparece en The Phoenix, su nuevo disco en solitario. InsideOut Music lo publicará el día 18 de septiembre. Los detalles los tenéis aquí.

En esta noticia podéis escuchar los temas “Dragonfly” y “Empyrean sky”.


VÍDEO DE DEREK SHERINIAN

“Dragonfly” es el título del 2º tema que DEREK SHERINIAN (SONS OF APOLLO, BLACK COUNTRY COMUNION, ex DREAM THEATER)  nos adelanta de su nuevo disco en solitario The Phoenix.

El mismo lo publicará InsideOut Music el próximo mes de septiembre. Los detalles los tenéis haciendo click en este enlace.

Os vuelvo a dejar el clip de audio de “Empyrean sky”, el primer adelanto que Sherinian hizo hace unos días de The Phoenix.



 

 

NUEVO DISCO EN SOLITARIO DE DEREK SHERINIAN

El teclista Derek Sherinian (SONS OF APOLLO, BLACK COUNTRY COMUNION, ex DREAM THEATER) un nuevo disco en solitario el próximo mes de septiembre. Su título es The Phoenix y lo pondrá a la venta a través del sello InsideOut Music el día 18 del citado mes.

Sherinian, que también ha producido el material, ha contado con Simon Phillips a la batería (también ha hecho labores de coproducción) y con las colaboraciones de Tony Franklin, Jimmy Johnson, Billy Sheehan, Joe Bonamassa, Zakk Wylde, Steve Vai, Ron “Bumblefoot” Thal y Kiko Loureiro.

Realmente creo que este es mi mejor disco en solitario hasta la fecha. Simon y yo pusimos mucha energía en la composición y estoy muy agradecido a todos los grandes músicos que colaboraron en esta grabación”.

El disco contiene 8 temas. Éstos son sus títulos:

  1. The Phoenix
  2. Empyrean sky
  3. Clouds of Ganymede
  4. Dragonfly
  5. Temple of Helios
  6. Them changes (BUDDY MILES cover)
  7. Octopus pedigree
  8. Pesadelo

DEBUT DE SONS OF APOLLO

Nuevo supergrupo a la vista… con Mike Portnoy, Derek Sherinian, Billy Sheehan, Ron “Bumblefoot” Thal y Jeff Scott Soto en sus filas SONS OF APOLLO lanzarán su disco de debut el 20 de octubre. Su nombre es Psychotic Symphony y verá la luz de la mano de InsideOutMusic/Sony Music. El disco ha sido producido por Portnoy y Sherinian.

Después de la salida del disco SONS OF APOLLO se lanzarán a la carretera el próximo 2018 para presentarlo en directo.

Portnoy cuenta como se formó la banda “Derek y yo nos vimos poco después de abandonar yo DREAM THEATER en 2010 y formamos un grupo instrumental con Billy Sheehan y Tony MacAlpine. Esa fue la primera vez que trabajé con Derek desde su marcha de DREAM THEATER y me pareció fantástico volver a trabajar con él. Desde entonces ha estado diciéndome que montáramos un grupo. Hasta ahora no había podido ser porque yo tenía muchas cosas en marcha pero ahora es el momento”.

Sherinian también cuanta “Mike y yo trabajamos mucho en el estudio. La música es moderna pero con el alma de la vieja escuela. Lo que hace único a SONS OF APOLLO es que unimos la macarrería del rock n roll con el virtuosismo”.

En cuanto al nombre cuentan que “Apolo es una palabra que nos gustaba a los dos. Uno de los nombres que surgieron fue Apollo Creed, el personaje de Rocky, pero al final Derek sugirió SONS OF APOLLO. Apolo es el Dios de la música y nosotros su prole, por lo que al final nos pareció un nombre perfecto”.

 

EMBOQUE – VOY A POR TI

Últimamente estamos de enhorabuena, ya que bandas que hace tiempo no plasmaban su trabajo en disco están resurgiendo con fuerzas renovadas. Si hace bien poco hablábamos de VHÄLDEMAR, son ahora los cántabros EMBOQUE quienes reclaman nuestra atención.

EMBOQUE nos presentan Voy a por ti, después de los seis años transcurridos desde Contra el tiempo. Su fórmula a caballo entre el heavy metal y el hard rock permanece intacta, exactamente igual que la formación de la banda: Raúl Galván (voz y bajo), Mario Galván (guitarra) y Carlos Quintana (batería). Sonido pulcro y cristalino el sacado en los estudios Sonoarc.

“Voy a por ti” da el pistoletazo de salida de forma directa y contundente. Pasamos a “El héroe”, con un suave inicio que nos lleva a una canción rápida, que te atrapará totalmente. Gran trabajo de Mario Galván a la guitarra.

“Aníbal” es la gran joya del disco. Se inicia con unos colchones de teclado con sabor oriental (ambientación que continúa a lo largo de todo el tema) para dar paso a la canción más extensa y con el ritmo más duro y pesado del disco. Mario se atreve a meter un interludio de guitarra clásica antes del sensacional solo/duelo con Derek Sherinian (DREAM THEATER). Sensacional.

“Luz de día” continúa con el ritmo marcado por los primeros temas, incorporando la voz de Elsa Díaz, un poco fuera de lugar para mi gusto.

Un melódico inicio con, de nuevo, un suave colchón de teclados que nos introduce en “Gran ciudad”, con un absorbente ritmo de guitarra, para una letra que nos habla sobre la decepción. Bastante más dura es “El consejo del lobo”, en la que colabora con su voz rasposa y carente de registro Oscar Sancho. El tono más relajado aparece en “Noches sin dormir”, dando paso a “Recuerdos”, que nos devuelve al sonido más contundente y metalero, con otro gran solo de guitarra. Es de los temas que más se te quedan en la primera escucha.

“Hemos vuelto” es toda una declaración de intenciones. No es más que el reflejo de la alegría que todos sentimos por tener de vuelta a este infravalorado grupo. Perfecta para el directo.

Para el final se reservan “La espiral”, un medio tiempo en que hacen un alarde de técnica y virtuosismo, con un cambio de ritmo en la parte media del tema que nos lleva a un sensacional solo de Mario. Siete minutos de canción que te absorben totalmente. Si dejas continuar el CD aparece un tema oculto que no es otra cosa que una particular instrumental con el piano como protagonista. 

Voy a por ti es un disco que, como las grandes obras, necesita de varias escuchas para realmente disfrutar y descubrir todos los matices que encierra. Sin duda la mejor obra hasta la fecha de EMBOQUE.

Alberto Yayo

BLACK COUNTRY COMMUNION – BLACK COUNTRY COMMUNION

Parece ser que ahora está de moda la formación de súper proyectos musicales con músicos bien conocidos y reconocidos en sus filas, como son los casos de Mr. Big (reunidos de nuevo después de muchos años) o a los también americanos Chickenfoot (Sammy Hagar + Joe Satriani + Michael Anthony + Chad Smith). Pues bien, aquí tenemos otro ejemplo.

Con algo de retraso, ya que el trabajo salió a la luz el pasado verano, aquí se nos presenta el primer trabajo de otro de esos súper grupos, que cuenta en sus filas con nada más y nada menos que Glenn Hughes a la voz solista y bajo, Joe Bonamassa a las guitarras (y a la voz solista en alguna canción), Jason Bonham a la batería y Derek Sherinian a las teclas. Y como era de suponer, de esta reunión de magníficos músicos y compositores sólo podía salir algo bueno, y así ha sido. Eso sí, un aviso, aunque podréis encontrar ciertos toques de bandas como Deep Purple, Led Zeppelín y Black Sabbath que se asocian sin remedio a la magnífica voz de Glenn Hughes, aclarar que son sólo similitudes y que aquí encontrarás puro Rock con mayúsculas, muy fresco, moderno y elaborado.

La característica principal de este trabajo es la personalidad que imprime cada uno de sus componentes, que se traduce en una gran variabilidad a la hora de interpretar el Rock en todas y cada una de las canciones. Esto se nota principalmente a nivel de guitarra. La versatilidad de Bonamassa introduce un componente de cambio entre las canciones, mezclando el Blues y el Rock de una forma muy eficaz. También es de ley resaltar el tremendo trabajo rítmico que realizan Glenn Hughes y Jason Bonham al bajo y batería respectivamente y el trabajo envolvente de teclados realizado magistralmente por Derek Sherinian. Todo en conjunto hace que el disco no sea para nada aburrido y que llegues al final sin darte cuenta.

Musicalmente, el álbum comienza con “Black Country”, una canción repleta de fuerza y energía, en la que el bajo, la guitarra y la batería van perfectamente de la mano, dando a la canción un tinte setentero maravilloso.

Seguimos con “One Last Soul”, primera canción que dio a conocer el grupo, y que cambia de dirección hacia unos tintes más melódicos. Una gozada de canción.

 “The Great Divide” continúa con el componente melódico y nos muestra una muy emotiva forma de cantar por parte de Glenn Hughes, demostrándonos que su voz sigue estando en perfecto estado después de tantos años en la escena. Los teclados suenan a Rainbow y Jasón Bonham le pega muy duro. Sin duda uno de las clásicos para el futuro.

Con “Down Again” volvemos a los sonidos setenteros de bajo y guitarra perfectamente conjuntados, truncados brevemente por unos coros marca de la casa que vuelven rápidamente a los registros iniciales. El final de la canción es una conjunción muy interesante de guitarra y teclados a la Hammond.

Pasamos a “Beggarman”, con una introducción muy a lo Hendrix seguida de unos riffs muy interesantes que van dando velocidad a la canción.

“Song Of Yesterday” se introduce en terrenos más experimentales, en los que Glenn Hughes y Joe Bonamassa se alternan a las voces imprimiendo potencia y melodía respectivamente de una forma muy eficaz (personalmente, la voz de Joe me suena muchísimo a la del vocalista de los ingleses hard-roqueros Thunder, Danny Bowes). A destacar los más de dos minutos de solo de guitarra. Otro tema que huele a clásico.

Pasamos a una muy roquera “No Time”, en la que cabe destacar una sección instrumental muy a la Zeppelín.

“Medussa” es una versión moderna y brillante de Trapeze, banda en la que militó Glenn Hughes antes de unirse a Deep Purple. Empieza de una forma muy melódica con la emotiva voz de Glenn Hughes que se continúa con unos riffs de guitarra a lo Black Sabbath, que van dando a la canción un toque más oscuro y rápido. Muy buena.

“The Revolution In Me” nos muestra a un Joe Bonamassa a las voces en su mejor versión. La conjunción guitarra-bajo-batería hipnotiza sin remedio al que la escucha, la música fluye y desemboca en un solo de guitarra muy rápido.

 “Stand (At The Burning Tree)” es otro ejemplo claro de variedad, en donde se vuelve a intercambiar la melódica voz de Hughes con los riffs roqueros de Bonamassa y donde por fin Derek Sherinian se hace notar con un solo a lo Hammond.

En “Sista Jane” (“Sister Jane”) Joe y Glenn comparten voces de nuevo para crear puro Rock n´Roll, que engancha rápidamente con su estribillo al que lo escucha. Tal vez la canción más pegadiza del disco. Tiene un gran final, con la guitarra y el teclado perfectamente coordinados.

El álbum se cierra de manera magistral con la épica “Too Late For The Sun”, una canción de más de 11 minutos de duración donde Bonamassa y Hughes alternan de nuevo la labor vocal. Sherinian hace un gran labor y junto a Bonamassa realizan un trabajo muy atmosférico y experimental, que se completa con una base rítmica muy brillante.

Para finalizar quiero decir que Black Country Communion ha sido una de las grandes sorpresas del pasado año en cuanto al Hard Rock and Roll se refiere. Estos chicos han sacado al mercado uno de los mejores álbumes debut que recuerdo en mucho, mucho tiempo. La labor musical de sus componentes es muy brillante y la música es potente, refrescante y enérgica. Esto es Rock n´Roll del siglo XXI. Solo espero que el proyecto tenga continuidad y se acompañe de una gira adecuada, cosa que veo muy difícil debido a la cantidad de proyectos en los que están inmersos sus magníficos componentes.

 Trayazos:

1. Black Country
2. One Last Soul
3. The Great Divide
4. Down Again
5. Beggarman
6. Song of Yesterday
7. No Time
8. Medusa
9. The Revolution in Me
10. Stand (At the Burning Tree)
11. Sista Jane
12. Too Late For the Sun

 Formación:

 Glenn Hughes (voz solista y bajo), Joe Bonamassa (guitarras, coros y voz solista), Jason Bonham (batería y coros) y Derek Sherinian (teclados y coros).

 Salud y Cuernos!!!!

 Marciaaaaal