CRÓNICA DREAM THEATER – PALACIO DE VISTALEGRE MADRID 25 FEBRERO 2012

Buen concierto, y van…, de los auténticos reyes del Metal Progresivo actual. Bueno por varias razones, por lo buenos que son tanto individual como colectivamente, por el excelente repertorio de canciones que atesoran, gracias al cual podrían hacer setlists diferentes en todos los días de la gira y aun así la gente estaría encantada y sobre todo por la capacidad de cambio y de reinventarse que tienen y que a mi juicio les ha hecho mantenerse en el estatus de “Dioses del Metal Progresivo” aun cuando su pasado reciente ha sido más que turbulento. Y esto último, sobre todo es lo que se están demostrando en la actualidad, “qué ha habido un DREAM THEATER antes y después de la era Portnoy y que ellos seguirán entregándose a sus fans y creando buena música”. Y de ahí creo que vienen tantos cambios, no sólo en la filosofía de DREAM THEATER a la hora de componer y trabajar, sino también en la actitud (que no aptitud) de sus miembros frente a sus fans. Me explico, ya era hora de que por ejemplo, James LaBrie se soltara la melena y diese un paso al frente como frontman que es de una de las mejores y más seguidas bandas del universo metalero, ya era hora de que empezara a tomar protagonismo en los directos del grupo y que empezara a llevar las riendas del directo como hace cualquier cantante que se precie. Y no sólo James, también noto un cambio de actitud por ejemplo en Jordan Rudess y en John Petrucci, mucho más cercanos ahora de su público y más sonrientes de cara a la galería. Mención aparte es el bueno de John Myung, que es el que menos parece haber cambiado de todos, siendo tan resultón en directo como poco expresivo. Del “nuevo”, no puedo decir nada más que muy a su pesar estará siempre en el punto de mira de los fans, que inevitablemente tratarán de compararle eternamente al gran Portnoy, algo que me resulta totalmente injusto e innecesario ya que Portnoy sólo hay uno igual que Mangini sólo hay uno. Y resulta más que evidente que este cambio se debe a la evolución sufrida consciente o inconscientemente por el grupo al salir de la sombra alargada de Portnoy y verse libres de hacer las cosas de otra manera. El único problema que yo veo es que para los nuevos DREAM THEATER muchas de las cosas que ahora afrontan son precisamente eso, nuevas para ellos ya que Mike Portnoy se encargaba de buena parte de la labor compositiva, de la imagen y comunicación de la banda para con sus seguidores y de la producción de los trabajos discográficos. Vamos que hacía todo y me temo que por ahí puede venir algún problema para DREAM THEATER.

Pero bueno, después de esta disertación totalmente subjetiva y tal vez inapropiada por no ser el sitio donde hacerlo, os paso a hablar del concierto que los americanos nos obsequiaron el pasado sábado 25 de febrero en la madrileña Plaza de Vistalegre durante dos horas.

Lo primero decir y afirmar con cada vez más seguridad que dicho pabellón no es ni de lejos el más adecuado para albergar un concierto musical y menos de Metal, en el que el nivel de vatios es muy elevado. Y claro, eso se notó y se transmitió a un sonido digamos sólo aceptable, pero es que es lo que hay, debido a la asistencia de gente, es o eso o la plaza de Toros de Leganés y ésta última no se lleva mucha diferencia con la de Vistalegre. Aparte de esto, el hecho de que pongan lonas en los laterales del escenario para ocultar las gradas vacías a la vista de los músicos, supongo que potenciará el efecto eco. Aun así, el sonido no fue malo, todo gracias a los cánones sonoros que ofrece DREAM THEATER, que suele ser excelente. No echaré toda la culpa a la sala, sino que también pienso que se cometieron fallos por parte de los técnicos de sonido que fueron notorios en algunas fases del concierto, sobre todo con la distorsión de bajos que ocultaba muchas veces el sonido de los teclados y de la guitarra y con el bajo volumen del micro de James LaBrie, que también fue evidente en ciertas fases.

El público, como siempre, entregadísimo a sus Dioses desde antes de empezar hasta después de terminar, mostrando a su grupo que son muy queridos y que se les apoya incondicionalmente hagan lo que hagan. Un público de esos que todos los grupos sueñan con tener y mantener.

Pero antes de los “Dioses” les había tocado el turno a los “Villanos” PERIPHERY, un grupo americano que yo calificaría de Prog-Nu-MetalCore y que de las dos veces que he visto no me han dicho nunca nada. Personalmente pienso que le elección ha sido errónea y que podían haber elegido a 200 grupos antes que a ellos, pero bueno ganas le pusieron y se les veía entusiasmados y entregados, que no es poco. En total unos 35 minutos de concierto para los americanos.

Después de unos 20 minutos de espera y de refrigerio, se apagaron las luces y calló el telón, mostrándonos un escenario con tres cubos encima de la masiva batería sobre los que empezaron a aparecer dibujos muy logrados y graciosos de los miembros de la banda en los que se reunían desde diferentes partes para ir al concierto, todo ello acompañado por la música de “The Dream Is Collapsing” del compositor Hans Zimmer, que sirve de intro en sus conciertos. Inmediatamente después se encendieron las luces y el grupo empezó a interpretar la cañera “Bridges In The Sky” de su último trabajo, que se metió en el bolsillo al público desde el primer acorde.

Aquí quiero remarcar que en la presente gira “A Dramatic Tour of Events”, dentro del setlist, que además se repite noche tras noche, están principalmente interpretando temas de dicho último trabajo del que tocan 6 de las 9 canciones que tiene el disco y del resto ninguna, salvo “The Root Of All Evil” una de las pocas canciones recientes que metieron en el setlist, tuvo como compositor en las letras a Mike Portnoy. ¿Coincidencia?, ahí lo dejo.

Pasaron después a “6:00” del Awake, en la cual presentaron a Mike Mangini. Después siguió el primer “pero” de la noche a mi humilde parecer, “Build Me Up, Break Me Down” del Dramatic, que personalmente pienso es una canción muy ñoña e insulsa y que por tanto podían haber elegido cualquier otra del último (o de cualquier otro) trabajo antes que esa, pero es el último single y hay que mostrarlo. Aun así, no me pareció que al público le desagradara, cantando a coro el estribillo facilón. Pasaron después a una de las joyas para mí, “Surrounded”, ese medio tiempo del Images que cada vez que lo veo en directo hace que se me salten las lágrimas sin poder evitarlo y es que da lo mismo que tenga ya 20 años, me sigue y me seguirá pasando lo mismo. Pasamos a “The Root Of All Evil” del Octavarium, único tema de los interpretados compuesto en letra por Mike Portnoy (frente a curiosamente tres del antiguo teclista Kevin Moore, con “Pull Me Under”, “Surrounded” y “6:00”), caña pura para devolvernos al espíritu más heavy de DREAM THEATER. El final da paso al solo de batería de Mike Mangini, muy técnico y con mucha rapidez, a mi parecer, aspectos que ampliamente controla el batería. El solo duró unos 10 minutos, para mi gusto pelín largo y en él nos mostró todo el rango de toques y la excelente técnica que atesora. Eso sí, la gente encantadísima y alucinadísima con el hacer del batería, que todo hay que decir es uno de los mejores. Siguieron con otra de las joyas para mí “A Fortune In Lies” de su infravalorado primer disco When Dream And Day Unite, temazo lleno de cambios y energía que allá por el 1989 supuso una auténtica bomba sonora de metal progresivo en estado puro. Después, “Outcry”, tema del Dramatic sobre la primavera árabe lleno de potencia y melodía que se vio acompañado en los paneles cúbicos por imágenes de las revueltas de Egipto, Túnez, etc… Después de finalizar el tema las luces se apagaron, aparecieron de la nada un par de taburetes y una guitarra acústica para interpretar así el segundo “pero” de la noche desde mi punto de vista, el set acústico con el que empalmaron “The Silent Man” y “Beneath The Surface” y que interpretaron James LaBrie, Petrucci y Rudess de una forma imponente técnicamente y con la que la gente alucinó, arrancando muchos aplausos. Qué le voy a hacer, odio los acústicos. Después de este pequeño impás, volvieron a la senda de lo eléctrico de la mano de “On The Back Of Angels”, primer tema que vio la luz de su último trabajo y que fue muy bien recibido por el respetable. A éste siguieron las partes III y IV de la canción “Six Degrees…”, esto es “War Inside My Head” y “The Test That Stumped Them All”, muy cañeros, y muy bien acogidos por la gente, en los que el dúo Petrucci/Rudess lo bordaron y dejaron boquiabiertos al personal con una parte instrumental descomunal. Siguieron con un pequeño “speech” de LaBrie y la emotiva “The Spirit Carries On”, en la que LaBrie demostró que está en una forma excepcional, llegando sin problemas a los registros más altos. Terminaron el show con “Breaking All Illusions” de su último álbum, una canción tremenda, que lamentablemente tuvo problemas técnicos, llegándose a perder el micro de LaBrie al inicio y sonando con mucha distorsión. Mal final para el concierto, que supieron resolver y premiar con un bis tremendo de potencia y emotividad con la canción “Pull Me Under”, esa canción que probablemente habrás escuchado mil veces en directo y que seguramente te quejes de por qué tocan esa y no otra, pero que aun así te resulta irresistible y que el pasado sábado además sonó de lujo y tuvo un efecto tremendo en el respetable, representando un auténtico final de traca que dejó sin duda a la gente con ganas de más DREAM THEATER, demanda que el grupo no atendió. Una pena. Aun así, la gente coreó el nombre de los americanos y les agradeció su concierto como sólo aquí se sabe hacer, con agradecimiento, pasión y sinceridad atronadoras. Como no puede ser de otra manera cuando a quien tienes en frente es a los Dioses del Metal Progresivo mundial.

Músicos: James LaBrie: Voz; John Petrucci: Guitarra y coros; Jordan Rudess: Teclados y programming; John Myung: Bajo; Mike Mangini: Batería

Setlist:
-Intro/Dream Is Collapsing
-Bridges In The Sky
-6:00
-Build Me Up, Break Me Down
-Surrounded
-The Root Of All Evil / Solo de batería (Mike Mangini)
-A Fortune In Lies
-Outcry
—————————-
Set acústico:
-The Silent Man
-Beneath The Surface
—————————-
-On The Back Of Angels
-War Inside My Head
-The Test That Stumped Them All
-The Spirit Carries On
-Breaking All Illusions
Bis:
-Pull Me Under

Texto y fotos: Marciaaaaal

Nota: las presentes fotos corresponden al pasado concierto que DREAM THEATER ofreció el 1 de Febrero en la localidad Holandesa de Swolle,

2 comentarios en “CRÓNICA DREAM THEATER – PALACIO DE VISTALEGRE MADRID 25 FEBRERO 2012

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *