ANNIHILATOR – SALA BUT (MADRID) 18/10/2013

Estupendo el ambiente que se respiraba nada más salir del Metro y acercarnos hasta la puerta de la sala But, que hacía tiempo no se percibía en un concierto en la capital… cientos de personas se agolpaban a las puertas de la sala para ver la actuación de los canadienses.

Destacar también la hasta ahora para mí desconocida sala But, que todo hay que decirlo, me pareció una auténtica pasada… amplia, de buena visibilidad desde todos los puntos, con un escenario estupendo, un sonido brillante y en general unas instalaciones de 10. Esperemos que en los próximos tiempos podamos seguir disfrutando de ella.

En lo estrictamente musical decir que una vez más ANNIHILATOR dieron una lección de cómo se hace esto del heavy/thrash/speed metal.

Tirando de un repertorio lleno de clásicos, Waters & cia hicieron un concierto estupendo, demostrando lo excelentes músicos que son y lo bien que funcionan en directo.

No se anduvieron con rodeos y “Allison Hell” y “W.T.Y.D” fueron los entrantes que los canadienses nos sirvieron para calentar el cuello a todos los que ya llenábamos la sala.

“Knight Jumps Queen”, “Set the World On Fire” y “Refresh the Demon” hicieron que la gente enloqueciera del todo y la banda disfrutara sobre el escenario con la reacción conseguida.

Aún así lo mejor estaría por llegar… “Never Neverland”, “No Zone”, la rapidísima “Second to None” o la clásica “I Am In Comand” siguieron subiendo la temperatura de la sala que bajó un poco con las tranquilas “Phoenix Rising”, “Snake In The Grass” y el solo de batería de Mike Harshaw.

Tras la interrupción que hizo un visiblemente cabreado Jeff Waters tras el lanzamiento de un vaso del gracioso de turno, la banda volvió a la carga con la parte final del show para las que reservaron unas cuentas nuevas. Una muy coreada por el público “No Way Out”, “Smear Campaign” y “Deadlock” fueron las representantes del último disco.

“Ambush”, la rapidísima “Ultra-Motion” (increíblemente interpretada) y “King of the Kill” fueron las elegidas para cerrar una actuación magnífica que nos dejó a todos exhaustos pero con ganas de más.

Conciertazo el que pudimos disfrutar esta noche de viernes, con una banda espectacular (el dúo que forman Waters y Padden es de lo mejor que podrás encontrar) y un fenomenal ambiente hacen de éste uno de los mejores conciertos del año.

  pelos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *