Archivo de la etiqueta: cd scheepers

SCHEEPERS – SCHEEPERS

Gran expectación ante la salida del primer trabajo en solitario de Ralf Scheepers (PRIMAL FEAR, ex–GAMMA RAY) y que después de haberlo escuchado puedo decir que ha supuesto para mí una pequeña decepción. Sinceramente, me esperaba bastante más de este Scheepers, que así se llama el disco.

A pesar de haberse rodeado de una pléyade de músicos con una calidad y reputación más que contrastada, el bueno de Ralf no ha sabido huir ni de las composiciones ni del sonido que le han caracterizado en los últimos años con su banda PRIMAL FEAR y nos ha dado un disco que creo podría haber firmado la banda teutona sin ningún problema , y de hecho al terminar la escucha te queda la sensación de que la colección de temas fueran una serie de descartes (salvo honrosas excepciones) que hubieran querido ofrecer ahora bajo otro nombre.

Ese es para mí el principal hándicap que tiene este cd, que no nos ofrece nada que no haya hecho Ralf Scheepers anteriormente y para un proyecto como éste, debería haber buscado algo más original y que nos mostrara una faceta diferente a lo que nos viene ofreciendo en su banda, cosa que se me antoja bastante difícil, si el equipo de trabajo que tienes es el mismo con el que trabajas habitualmente (Mat Sinner y Achim Koehler).

El disco empieza bien con dos temas heavys y rápidos como son “Locked in the dungeon” (no os perdaís el solo) con el siempre brillante y metálico Mike Chlasciak a las guitarras y “Remission of sin” (con Ripper Owens cantando a dúo con Ralf) o el propio “Cyberfreak” con unas guitarras un tanto más modernas, pero sin dejar de ser heavys, pero rápidamente el nivel baja con temas como “Doomsday” o “The fall” donde las guitarras pierden fuerza para dejar paso a unos teclados ambientando los temas que te dejan más bien frío.

El alemán hace también una versión de sus amados JUDAS PRIEST, donde como no podía ser de otra forma, Ralf demuestra una vez más lo buen cantante que es (cosa que a estas alturas no vamos a poner en duda).

El disco remonta un poco con “Back in the track” y “Play with fire”, ésta hiper rápida, pero le mata definitivamente dos temas como “The pain of the accused” con unas guitarras acústicas al principio para desembocar en un medio tiempo que dice más bien poco y el tema final “Compassion” que a pesar de que tiene una bella melodía vocal es una canción que sinceramente se podía haber ahorrado y que te invita a dar al stop de tu reproductor y terminar prematuramente el disco.

Destacar para terminar la labor a lo largo de todo el disco de Snowy Shaw a la batería y de Mat Sinner a las cuatro cuerdas.

Por lo demás un disco perfectamente prescindible y recomendado únicamente para los fans más acérrimos de Ralf Scheepers.

pelos