RECORDANDO A… DRACONIAN

DRACONIAN se formó en 1996, en Málaga, de la mano de Guillermo D. Prados. El nombre del grupo surge de la afición de Guillermo a la literatura Dragonlance y, según él mismo afirma, hace referencia a los nexos de unión entre los draconianos (dragones con forma humana) y los amantes del metal: “Ambos son guerreros, les encanta beber cervezas en las tabernas y son perseguidos, pues son una especie a extinguir por el hombre”.

Tras años luchando por consolidar la formación, en 2001 aparecía el que a la postre sería su primer y último trabajo editado, To outlive the war. La formación en aquel disco fue: Guillermo Prados (voz y bajo), Francisco J. Ruiz (guitarras), Antonio Cano (teclados), Antonio Díaz (guitarras) y José Antonio Ferrer (batería).

El disco fue editado por Avispa, y su Heavy Metal de corte clásico y con clara influencia del metal de los años ochenta fue un verdadero éxito a nivel de público y críticas. Con un sonido limpio y cargado de grandes melodías, y sobre todo de unas sensacionales guitarras, hizo que la banda empezara a recibir el reconocimiento que merecía.

Todo ello les llevó a descargar su directo en festivales como en la 7ª Edición del Piorno Rock (Granada) junto con PRIMAL FEAR, GRAVE DIGGER, CHILDREN OF BODOM, SACRED STEEL Y BARÓN ROJO, o abriendo en distintas ocasiones para MAGO DE ÖZ. Pero a nivel de directo, su mayor hito fue el ser los teloneros de la gira española de JUDAS PRIEST con su álbum Demolition.

En 2003 grabaron el que debería haber sido su segundo trabajo, Over metal, que por desgracia nunca llegó a ver la luz. Problemas con Avispa y por ende, internos en el seno de la banda, nos han privado de un disco que con toda seguridad habría elevado a los malagueños a los puestos más altos dentro del metal patrio. Una pena que un trabajo repleto de ilusión y calidad se pudra en los cajones de una discográfica.

Esta parte oscura y cruel de la música llevó a Guillermo a separarse totalmente del sucio mundo del negocio musical durante una larga temporada. Pero en 2008 volvía a la carga con su nuevo proyecto WILDAN, editando su disco debut Keep on metal. En este trabajo contó con el apoyo de Fernando Claros de Luna, quien también fue miembro de DRACONIAN en sus comienzos.

El resto de miembros creó DICK TURPIN, pero no han llegado a editar nada hasta la fecha.

Os recomiendo que no dejéis escapar la oportunidad de escuchar a este ya mítico grupo, que injustamente parece estar abocad al olvido. Labor de todos nosotros es no dejar que esto llegue a ocurrir nunca.

Os dejamos con «The mandate of heaven». Disfrutadlo.

Alberto Yayo

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=4-jld-5BAww[/youtube]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *